Estos últimos días he estado ocupada con un encargo muy especial: un regalo para el 40 aniversario de Elisabet. Se trata de Veruska, una muñeca de metro y medio de alto. Me ha encantado trabajar en ella, aunque me ha traído algún que otro quebradero de cabeza.

El primer paso fue trabajar con varios bocetos, para definir la forma y los colores. Elisabet quería una muñeca alegre, con muchos colores y una gran sonrisa, que le pusiera de buen humor cuando la mirara. Hice varios dibujos y visité tiendas de telas para inspirarme con los colores. Una vez decidido el diseño tocaba hacer los patrones: patrones gigantes! y comprar las telas necesarias. Elegí loneta de algodón, para que las piezas fuesen lo suficientemente resistentes. Cortada cada pieza, tocaba hacer los estampados y el rostro de la muñeca, con pintura especial para tela. Este proceso fue el que me llevó más tiempo. Como me pidió Elisabet, Veruska tenía una gran sonrisa!

El siguiente paso era ensamblar todas las piezas y coserlas. Y al mismo tiempo, montar una estructura, hecha con madera, para que la muñeca se aguantase de pie. El ensamblaje fue complicado, no os aburriré con detalles técnicos, pero me trajo más de un problema la unión del cuerpo con la cabeza… Muchas piezas tuve que coserlas a mano, ya que necesitaba el suficiente hueco para meter el relleno. Un detalle: Veruska lleva 4 kilos de relleno dentro!

Y finalmente, los detalles: el pelo, hecho con lana, dos lazos para las coletas y un delantal con su nombre pintado. También una base de madera forrada con fieltro de colores.

Ha sido divertido trabajar en este proyecto, un gran proyecto, y espero que Elisabet disfrute de ella durante mucho tiempo!

*****

Aquests últims dies he estat treballant en un encàrrec molt especial: un regal pel 40 aniversari de l’Elisabet. Es tracta de la Veruska, una nina de metre i mig d’alt. M’ha encantat treballar en ella, tot i que m’ha portat més d’un maldecap.

El primer pas va ser treballar en diversos esbossos, per definir la forma i els colors. L’Elisabet volia una nina alegre, amb molts colors i un gran somriure, que la posés de bon humor quan la veiés. Vaig fer uns quants dibuixos i vaig visitar botigues de teles per inspirar-me amb els colors. Un cop decidit el disseny tocava fer els patrons: patrons gegants! i comprar les teles necessàries. Vaig escollir loneta de cotó perquè les peces fossin suficientment resistents. Tallada cada peça, tocava fer els estampats i la cara de la nina, amb pintura especial per teixits. Aquest procés va ser el que em va portar més temps. Com em va demanar l’Elisabet, la Veruska tenia un gran somriure!

El següent pas era unir totes les peces i cosir-les. I a la vegada, muntar una estructura de fusta perquè la nina s’aguantés dreta. L’ensamblatge va ser complicat, no us avorriré amb els detalls tècnics, però em va portar més d’un problema la unió del cos amb el cap… Moltes peces les vaig haver de cosir a mà, ja que necessitava el suficient espai per introduir el farcit. Un detall: la Veruska porta 4 quilos de farcit!

I finalment, els acabats: el cabell, fet amb llana, dos llaços per les cuetes i un davantal amb el seu nom pintat. També una base de fusta forrada amb feltre de colors.

Ha estat molt divertit treballar en aquest projecte, un gran projecte, i espero que l’Elisabet el gaudeixi durant molt de temps!

 

Bocetos

Bocetos

Primeras piezas

Primeras piezas

Pintando con colores vivos

Pintando con colores vivos

Cosiendo

Cosiendo

Mi perro Dexter apropiándose del proyecto

Mi perro Dexter apropiándose del proyecto

Piernas en la estructura

Piernas en la estructura

Súper cabeza!

Súper cabeza!

Florecitas en el bolsillo

Florecitas en el bolsillo

Detalle de la base

Detalle de la base

Veruska!

Veruska!