El mes pasado falleció Isidre Prunés, escenógrafo y figurinista con el que tuve el placer de coincidir durante mis estudios en el Institut del Teatre de Barcelona. Con él hice las primeras prácticas profesionales como figurinista en una de las grandes compañías de teatro catalanas, Dagoll Dagom, con la que Isidre trabajaba habitualmente. Hoy me gustaría...