Estos últimos días he estado ocupada con un encargo muy especial: un regalo para el 40 aniversario de Elisabet. Se trata de Veruska, una muñeca de metro y medio de alto. Me ha encantado trabajar en ella, aunque me ha traído algún que otro quebradero de cabeza. El primer paso fue trabajar con varios bocetos, para definir...